Si lo tuyo es pasear durante horas sin cansarte, entonces échale un vistazo a nuestro ranking en el que recogemos 5 calles capaces de transmitirnos tanto encanto, que no te importará perderte por ellas y recorrerlas una y otra vez… ¿empezamos?

1. ¿Y si te dijéramos que en Portugal hay una calle cubierta por paraguas de colores? Parece difícil de creer, pero existe. Eso sí, solo en el mes de julio. Concretamente, se sitúa en Águeda, al sur de Oporto y se trata de decenas de paraguas que flotan sobre el aire mezclando colores muy vivos. Conocido como Sky Umbrella es una iniciativa que se enmarca dentro del Festival Agitagueda, que la ciudad organiza cada verano. Una cosa parece clara y es que además de vistoso resulta muy práctico porque nos da una pequeña tregua del sol en pleno verano.

2. Scott McKenzie hizo famosa la canción “If you’re going to San Francisco, be sure to wear some flowers in your hair” (traducción: Si vas a San Francisco, asegúrate de llevar flores en el pelo”). De las flores no estamos seguros, pero si alguna vez te planteas viajar a San Francisco asegúrate de llevar un calzado cómodo para poder subir y bajar dignamente las cuestas de la ciudad californiana. Y como para muestra, un botón… Te enseñamos la cuesta más inverosímil del mundo. Exactamente, se trata de Lombard Street, la calle se sitúa entre Russian Hill y Hyde Street, al oeste de la bahía. Su llamativo trazado en zigzag se ha convertido en uno de los principales reclamos turísticos de la ciudad.

3. En el municipio italiano de Spello, situado en la región de Umbria, encontramos esta idílica estampa que nos invita a escaparnos a la verde y bella Italia en primavera. Una calle de flores que adornan los balcones y ventanas del lugar. En el mes de junio se celebra Le Infiorate, una fiesta en la que la calle queda cubierta por una alfombra de casi 2 kilómetros de longitud, formando dibujos con pétalos de flores.  Eso sí, no es apta para alérgicos a las flores.

4. El Callejón de Oro es una calle de Praga que se sitúa en el interior del Castillo de Praga. Un hermoso enclave en el que se respira un ambiente muy especial. En el lado izquierdo encontramos casitas de colores construidas a finales del siglo XVI, que cobijaban a los guardianes del Castillo. Sin embargo, su nombre se debe a que durante el siglo XVII estuvo habitada por orfebres. Aunque su fama a nivel mundial tiene que ver con el número 22 del Callejón de Oro, lugar en que vivió el escritor checo Franz Kafka. En el Callejón de Oro hoy encontramos tiendas con encanto, en donde se venden marionetas, cristal y demás productos regionales.

5. Y por último, pero no por ello menos importante, queremos hacer una mención especial de Las Ramblas de Barcelona. Aunque España alberga un importante e interesantísimo patrimonio que merecería una entrada aparte en el blog, nos detenemos en el corazón neurálgico de Barcelona por su divertido ambiente, donde encontramos desde kioskos de flores y aves, hasta mercadillos, dibujantes y artistas callejeros haciendo de nuestro paseo un recorrido muy entretenido.

Hasta aquí nuestra exclusiva selección en la que te proponemos tomarte tu tiempo para disfrutar de cada rincón. Esperamos que hayas tomado nota y decidas escaparte a alguno de ellos de la mano de Nautalia Viajes.

¡Nos vemos allí!