El 23 de abril la Unesco celebra el Día Mundial del Libro que, como cada año desde 1996, es un día que tiene como indiscutible protagonista a la literatura.  Un libro no sólo tiene la capacidad de plasmar, transmitir y perpetuar la cultura de los pueblos, sino que nos abre un camino lleno de historias fascinantes. La mejor terapia para olvidar las preocupaciones del día a día, que nos permite desarrollar nuestra imaginación y soñar con un futuro mejor es leer un libro. Hay un proverbio hindú que reza: “Un libro abierto es un cerebro que habla; cerrado un amigo que espera; olvidado, un alma que perdona; destruido, un corazón que llora”.

Se eligió el 23 de abril porque corresponde con la fecha de fallecimiento de los dos grandes escritores de la literatura moderna: Miguel de Cervantes y William Shakespeare. Sin embargo, hoy se sabe que tal coincidencia se debe a un desajuste de calendarios. En realidad, Cervantes murió el 22 de abril de 1616 y fue enterrado un día después, mientras que Shakespeare sí murió el 23 de abril de 1616, pero del calendario juliano, lo que sería el 3 de mayo del calendario gregoriano, es decir, casi 10 días después que el padre de El Quijote. De cualquier modo, parece haberse producido un consenso a nivel mundial en torno a esta contradicción que se reduce a una anécdota de lo más curiosa.

En este día tan especial, en Nautalia Viajes no queríamos dejar pasar la oportunidad de hacer un pequeño homenaje a la literatura de viajes, capaz de transportarnos a lugares inimaginables, pero muy reales. Un viaje por rincones lejanos que merecen la pena repasar, ¿te vienes?

1. La célebre novela de Julio Verne “La vuelta al mundo en ochenta días” cuenta la historia del caballero británico Phileas Fogg, quién apuesta  con sus amigos nada menos que la mitad de su fortuna que es capaz de lograr dar la vuelta al mundo en ochenta días. Su compañero de aventuras será un mayordomo francés y juntos deberán enfrentarse a los imprevistos de un viaje a finales del siglo XIX, donde los medios de transporte y las redes de comunicación apenas comenzaban a despegar.

2. “El viaje de Beagle” es el diario de viajes que escribió Charles Darwin sobre su aventura como integrante de una expedición científica a bordo del barco Beagle. Zarpó desde Plymouth el 27 de diciembre de 1831 y regresó a la costa de Inglaterra casi cinco años después, a pesar de que su vuelta estaba prevista en dos años. Durante el tiempo que pasó en tierra firme, Darwin se ocupó de recoger muestras, observar el hábitat natural de las especies y, en general, explorar el terreno de campo. Todo ello le llevaría a desarrollar años después su teoría de la evolución por la selección natural.

3. “El Alquimista” relata las aventuras de un joven pastor que busca un tesoro lejos de su vida con sus ovejas. Emprenderá un largo viaje con el propósito de perseguir su sueño, eso sí le deparará toda clase de aventuras que poco a poco se irán descubriendo bajo la esencia de reto personal. Paulo Coelho nos deleita con una historia capaz de motivar a los indecisos que no saben qué camino escoger. Traducido en 67 idiomas diferentes, la obra del brasileño se ha convertido en un indispensable de cualquier biblioteca.

4. “Corazón de Ulises” es un viaje a la cultura que recorre Grecia, Turquía y Egipto. Una mirada hacia atrás que nos descubre la historia de la antigua civilización griega y su influencia en Occidente. Siguiendo la ruta marcada por Homero en la “Odisea”, Javier Reverte nos abre una ventana al pasado. Un viaje que nuestros Mundinautas pueden recrear a través de un impresionante crucero por las islas griegas y Turquía. Reverte nos deja una lección inspiradora: “En todo largo periplo hay un momento en que percibes que el viaje ha comenzado de veras, y no suele suceder al principio, sino cuando sientes que tu alma ha escapado definitivamente a la rutina”.

5. “El Imperio” de Ryszard Kapuscinski nos acerca a la historia de la antigua URSS  en un híbrido entre obra histórica y libro de viajes que retrata la realidad de colapso que vivió un imperio. Su vocación periodística le llevó a recoger los testimonios de los verdaderos protagonistas de la Unión Soviética con la intención de no recaer en el temido olvido.

Una oda a la lectura

Para celebrar el Día del Libro se han organizado variados eventos en diferentes ciudades. En Madrid tiene lugar la Noche de los Libros, en la que más de un centenar de librerías abren hasta la medianoche con programas culturales especiales, que incluyen música en directo y encuentros con escritores. Un buen momento para comprar un libro porque podremos beneficiarnos de un 10% de descuento sobre el precio habitual.

Alcalá de Henares, la ciudad natal de Miguel de Cervantes, recibe ese día con gran expectación, ya que se convierten en el escenario de la entrega del Premio Cervantes, el máximo galardón literario que se concede en lengua castellana. En el Círculo de Bellas Artes de Madrid se realiza la lectura continuada de “El ingenioso hidalgo don Quijote de la Mancha” que dura aproximadamente un total de 48 horas.

En Cataluña se celebra la fiesta de Sant Jordi. Según marca la tradición los hombres regalan una rosa a las mujeres y ellas les obsequian con un libro. ¡Y qué mejor libro que uno de viajes!

¿Y tú cómo lo vas a celebrar?