Descubre la ciudad donde nació la democracia, el arte y la filosofía, Atenas. Es la capital de la República de Grecia y  está considerada la creadora de la civilización occidental. Cuenta con cinco millones de habitantes y contiene la mitad de la población de este país. 

En Atenas podrás explorar el impresionante recinto arqueológico de la Acrópolis y admirar el famoso Partenón, el Erection es uno de los templos más sagrados en la antigüedad y el templo de Atenea. Sube a lo alto del Areópago, también conocido como la Colina de Ares, y disfruta de unas magnificas vistas panorámicas de la ciudad de Atenas.

Atraviesa La Puerta de Adriano que marca la división simbólica entre la ciudad antigua de Teseo y la nueva ciudad de Adriano. Una de las visitas imprescindibles durante tu estancia en Atenas debe incluir una excursión para visionar El Templo de Zeus Olímpico, dios de la luz y el cielo, que en la antigüedad se componía de 104 columnas y a día de hoy solo quedan 16.
Disfruta de la gastronomía griega y degusta platos típicos como el pulpo a la brasa, el queso a la plancha o los pimientos verdes rellenos de queso feta. El secreto de la cocina griega se basa en  elaborar recetas muy tradicionales con una buena materia prima. Saborea un delicioso yogur mientras paseas jutnos a los escaparates de las joyerías bizantinas.

Visita el Kalimármaro, con una capacidad para 80.000 espectadores, es el estadio que se remodeló para los primeros juegos olímpicos de 1896. La palabra significa “bello mármol” y cuando lo veas te parecerá totalmente diferente al resto de estadios comunes.
Explora el casco antiguo de la ciudad hasta llegar  a los mercados callejeros donde puedes comprar todo tipo de productos. Sin duda te sorprenderás en el Mercado de la Carne al contemplar todas las piezas expuestas encima de los mostradores para que el cliente escoja como desee.

Llega hasta la puerta del Parlamento Griego y observa el cambio de guardia de los soldados Evzones en la Plaza Syntagma. Date un paseo por la plaza de Monastiraki y compra fruta fresca en cualquiera de sus puestos o degusta un delicioso café frappé.
Si te apetece adentrarte en el ambiente playero de Atenas debes ir a Glyfada. Disfruta de sus bellas playas turquesas y limpias del Mar Egeo.