Seguro que has odio hablar, y mucho, del Oktoberfest. Su fama traspasa fronteras y ya no es solo uno de los eventos más importantes en Alemania sino que está marcado en los calendarios de los habitantes de todo el mundo. Es el festival de la cerveza por antonomasia.

Se celebra en la ciudad de Munich durante dos semanas en el área de Theresienwiese. La zona se prepara con los típicos Festhalle, casetas de las cervecerías históricas de Múnich, pequeñas tiendas, puestos bocadillos, cervezas, wurstel y el famoso pan salado alemán, Pretzel,

Los aficionados a la rica cerveza están de enhorabuena. Pues ya ha llegado el fin de semana que estaban esperando. Comienza el esperado Oktoberfest 2012. Y precisamente este primer sábado de celebración todo el mundo se lanzará a las calles para poder ver el desfile de los carros que transportan las cervezas hasta Theresienwiese.

Como curiosidad, las casetas más concurridas del Oktoberfest son las que montan cada una de las 6 principales marcas de cerveza de alemania: Paulaner, Spaten, Hofbräu, Hacker-Pschorr, Augustiner y Löwenbräu. Cada una además, se caracteriza además que por la cerveza también por el tipo de música que es tocada adentro y por lo tanto por la atmósfera que se crea en el interior. Pero sin duda la que se lleva la palma es la caseta Schottenhamel Spaten que ofrece musica rock en directo y a al que acuden miles de personas para ponerse a bailar encima de sus bancos. Una mezcla de canciones de grandes clásicos y piezas más populares.

Pero lo que seguro que no sabes es que el día de la inauguración de cada edición está prohibido servir cerveza en las casetas hasta el momento en el que alcalde da el pistoletazo de salida, y durante este primer día se puede ver la curiosa imagen de miles de personas disfrutando del festival sin beber un gramo de alcohol. ¡Qué contraste mundinautas!

¡A partir de ese momento, la cerveza se disfrazará de agua!