Nuestro colaborador de hoy es un joven mundinauta, que ya participó en nuestro blog hace dos años, y esta vez nos escribe para contarnos sus vacaciones en el Hotel Sport Village, situado el municipio andorrano de Soldeu. Damián nos explica desde qué encontrar en el hotel, las actividades que recomienda hasta su valoración final. Nos encanta su relato de viaje y estamos convencidos de que su sed de aventuras le convertirá en un viajero imparable. Por cierto, ¡no os perdáis su consejo final! Si vuestros peques se animan a contarnos su experiencia viajera, podéis mandarnos su historia a socialmedia@nautaliaviajes.es y la publicaremos en el blog.

Para viajar a Soldeu hay que ir en coche o en avión privado (opción que te ofrece el propio hotel). En mi caso optamos por ir en coche, que son unos 650 km y se hacen en unas 7 horas y cuarto, aunque desde mi punto de vista se me hizo un poco largo.  Lo digo siempre avisando desde que yo tenía 12 años, en el momento de realizar el viaje saliendo de Madrid a las 7:30 horas llegas allí a las 14:45. Las carreteras están bastante bien excepto los 200 kilómetros de la zona de Lérida que se hacen bastante largos, ya que tienes que pasar por muchos pueblos y también cuando vas por Andorra capital, ya que hay muchas plazoletas.

Cuando ya llegas a Soldeu ves que hay varios hoteles a la entrada del pueblo y luego casi al salir están otros tres, los tres de la misma cadena “Sport Hotels”. Yo sólo puedo hablar del Village, que es donde estuvimos. Está bastante bien, tiene piscina climatizada, pero como los otros tres hoteles son de la misma cadena la piscina está en el primero de ellos. También tiene spa y gimnasio para los mayores de catorce años y miniclub hasta los 11, así que para 12 y 13 años no hay muchas cosas que hacer dentro del hotel.

Por las noches hay actividades que pueden disfrutarlas todas las edades. Fuera del hotel es muy recomendable ir a Naturlandia en Sant Julià y al parque natural de Vallnord, que es un parque natural que está dividido en dos zonas separadas por 8 km entre sí. Para acceder a cualquier parque hay que subir 7 km por carreteras de montaña y para acceder al otro, otros 8 km también por carreteras de montaña. El primero está bastante mejor que el segundo, donde sólo hay quads y animales. En el primero hay más variedad como tiro con arco, tirolina, buggies y el turbotronk, que es como una montaña rusa pero por la montaña en el que primero te suben 1 kilómetro por unos raíles motorizados a través de la montaña y luego bajas 5 kilómetros regulando tú la velocidad, todo esto en vagones individuales de 2 personas máximo. Sin duda, es mejor el de abajo. Vallnord es un pueblo donde hay un parque natural al que tienes que acceder en telecabina. Allí hay un parque donde hay atracciones para los más pequeños y otras como la tirolina y los karts para un poco más mayores y, al final, los buggies y las bicicletas por la montaña para los adultos. Es muy recomendable ir. También el propio hotel realiza actividades como ir a ver las estrellas por la montaña o ir a ver los lagos.

Mi valoración: 8 sobre 10

Espero que les haya gustado este artículo y si es así sigan en Twitter a @nautaliaviajes para ayudar a la comunidad viajera a seguir creciendo día tras día.