Cooper’s Hill Cheese-Rolling and Wake, el nombre original en inglés del Festival del queso rodante, es un evento tradicional de la localidad de Brockworth, situada en el condado de Gloucestershire, en Inglaterra. Sin embargo, este festival ha ido ganando con el paso del tiempo una relevancia con la que ha atraído la atención internacional.

Este evento de más de 150 años de antigüedad se celebra cada año el último lunes del mes de mayo en la colina de Cooper, cerca del distrito de Gloucester. Consiste en lanzar, desde lo más alto de la colina, un doble queso gloucester con un peso de 7 libras (3,17 kg). Los competidores deben salir detrás de él ladera abajo corriendo, rodando, dejándose caer… ¡Hazlo como puedas! Y la primera persona en alcanzar la línea de meta gana el queso lanzado. En total, se suelen celebrar hasta cuatro carreras.

Debido a la gran cantidad de gente que participa siempre y a las velocidades que alcanzan los concursantes por la inclinación de la colina, son muchas las caídas que se producen. Así que ten cuidado para no lesionarte. Aunque así sucediera, la organización tiene prevista la presencia de ambulancias, por si alguno de los participantes necesitase cualquier clase de asistencia sanitaria después de la carrera.

Aunque los orígenes de esta fiesta son desconocidos, sí se dispone de algunos datos. Para empezar, las primeras referencias escritas de la festividad se realizaron en 1836. Hace 200 años este evento era parte de unos festejos que se celebraban durante los meses de verano. A partir del año 1884, este festival se convirtió en una cita anual para los periódicos comarcales. Se dice que en él se celebraba la llegada del verano y la fertilidad. Y a lo largo de la historia se han realizado diversos cambios en la celebración como la inclusión de un maestro de ceremonias encargado de lanzar el queso.

¿Quieres queso? Pues ya sabes… ¡Empieza a rodar!