¡Viva San Mateo! Vamos ya por la 55ª Fiesta de San Mateo.

Tradicionalmente, estas fiestas celebran el comienzo de la vendimia. Su acto casi principal es el pisado de las uvas para obtener los primeros mostos del año y su ofrenda a la virgen patrona, encomendándonos a ella para que la añada de nuestro querido Rioja sea lo mejor posible.

No hace tanto, el día 20 de septiembre un cohete anunciaba el comienzo de la fiesta y duraba hasta el día 26. En los últimos años esto ha cambiado. Ahora las fiestas van de sábado a sábado, haciendo caer en medio el día de San Mateo, el 21 de Septiembre.

Es una semana de celebración, de actos llenos de contenido gastronómico, social y festivo.

Logroño, fiesta de San Mateo - Nautalia

Es una fiesta para vivir en la calle, desde el día del chupinazo en la plaza del Ayuntamiento, pasando por las degustaciones organizadas por las peñas en todos los rincones de la ciudad, las ineludibles calle Laurel y San Juan para coger fuerzas y seguir el ritmo, las fiestas infantiles, los actos de las casas regionales, las verbenas en todos los barrios, las corridas de toros, las vaquillas, las ferias de artesanía, los mercadillos, los conciertos, el desfile de carrozas, Gorgorito, las inagotables comparsas de gigantes, cabezudos y charangas, y hasta el final de fiesta con la quema de la cuba.

Pero sobre todo, en Logroño se palpa el ambiente festivo y alegre que reina por las calles y en la gente, en los de aquí y en los que como dice la canción, cuando llegan aquí no se sienten extranjeros.

Prueba de que estas fiestas acogen y gustan es que la gente viene y repite, y cada año somos más los que las disfrutamos.

Para explicarlas, hay que vivirlas, así que… ¡invitados estáis!

(Mónica Ruiz Villabrille)