En Nautalia nos encanta Munich, por eso te recomendamos que dediques al menos un fin de semana para disfrutar de sus calles, sus monumentos y su cultura. Se trata de una mezcla entre tradición y modernidad que te encantará.

Para empezar, una de las claves para visitarla con la máxima comodidad es utilizar su red de metro, aunque al ser una ciudad relativamente pequeña, podrás verla paseando sin ningún problema. Precisamente por eso podrás ver la mayor parte de Munich en un solo fin de semana.

El primer lugar que deberás visitar es la Marienplatz o Plaza Santa María, situada en el centro de la ciudad. Además, si puedes, observa el reloj a las a las 11:00 y a las 12:00 y descubre lo que ocurre al marcar la hora. Cerca de la Marienplatz podrás ver Alte Peter, la iglesia más antigua de Munich, así como las iglesias de Nuestra Señora y de San Miguel, ambas increíblemente bellas.

Por otro lado, los principales museos de Munich se encuentran todos reunidos en el centro de la ciudad, así que podrás recorrerlos en una sola mañana. Los más cercanos a Marienplatz son el Museo Municipal de Munich y el Museo Judío. A dos paradas encontrarás el Kunstareal o el Barrio del Arte, un complejo lleno de espectaculares museos. Y un poco más lejos, a unos 20 minutos a pie, podrás visitar el conocido Deutsches Museum, que abre todos los días de 9 a 17h, salvo fechas excepcionales como el día 1 de cada mes. Se trata de una visita ineludible, ya que constituye uno de los museos más importantes del mundo en ciencia y tecnología.

Si te organizas bien el sábado, el domingo podrás disfrutar y empaparte bien de la cultura alemana visitando el Hofbrauhaus, el mejor lugar para probar la célebre y famosa cerveza bávara tradicional. Es uno de los sitios turísticos más visitados de Munich porque, además, guarda un espíritu realmente festivo durante todo el año. Y si el tiempo acompaña, nada mejor que almorzar o cenar en uno de los preciosos jardines de la ciudad. El más cercano al centro es el Biergarten.

Un fin de semana en Munich puede ser maravilloso… ¡Compruébalo!