Mónaco es el segundo país más pequeño del mundo. Sus 1,95 km² de superficie se encuentran situados entre el Mar Mediterráneo y Francia, en la Riviera francesa, también llamada la Costa Azul. El nivel de vida del principado es realmente elevado. Además, según datos de 2010, es el territorio con mayor esperanza de vida en el mundo, con 78-89 años de expectativa al nacer.

Una de las principales fuentes de ingresos de Mónaco es el turismo. Te sentirás atraído por su agradable clima y, por supuesto, su lujoso casino. En el interior del Casino de Montecarlo podrás observar magníficos frescos y esculturas alrededor de las mesas de juego. En el complejo encontrarás, además de multitud de juegos de azar, el Gran Teatro de Montecarlo, una ópera y una casa de ballet, así como la sede de los Ballets de Montecarlo.

El casino, además, ha albergado grandes eventos como la Gran Final del Tour europeo de Póker. Y hasta el Circuito de Mónaco, donde se celebra el Gran Premio de Mónaco de Fórmula 1, pasa por el casino. A estas alturas, ya tendrás claro que el Casino de Montecarlo es uno de los atractivos turísticos más notables del Principado de Mónaco…

El estado se divide en 3 distritos. La Ciudad de Mónaco es el centro político, turístico y empresarial. La Condamine, situado al oeste del estado, es el distrito económico e industrial del principado. Y por último, está el distrito de Montecarlo, donde se encuentra el famoso casino, la joya de la corona del Principado de Mónaco.

Sin embargo, se trata del país más edificado de Europa y uno de los más edificados del mundo. En Mónaco prevalecen los estilos arquitectónicos que han prevalecido de forma tradicional en Francia. Entre las construcciones que deberás visitar se encuentran la Catedral de Mónaco, de estilo neorrománico, el Palacio Principesco y el edificio que alberga el Museo Oceanográfico y el Acuario. Su fachada de cara al mar te impresionará. Es considerada una obra maestra de arquitectura monumental.

¡Visita Mónaco! ¡Te sentirás como un rey!