Nueva Orleans es el estado más grande de Luisiana, su nombre proviene de La Nouvelle-Orléans ya que fueron los franceses los que colonizaron esta área.

Nueva Orleans se fundó como colonia francesa en 1718, pasando en 1763 el territorio de Luisiana a manos españolas a cambio de los servicios de España contra los ingleses. Finalmente en 1801 Francia vende Luisiana a Estados Unidos.

Nueva Orleans fue una tierra próspera que atrajo a numerosas familias que llegaban con sus sirvientes, procedentes de todo el mundo. Su puerto, en la desembocadura del Mississippi era un punto estratégico, convirtiéndose en poco tiempo en el centro del tráfico de esclavos.

En el s. XIX Nueva Orleans ya era el lugar con más afroamericanos libres de todo el Territorio americano.

Esta pluralidad de nacionalidades y razas que han convivido juntas a lo largo de los siglos han hecho que Nueva Orleans desarrolle una cultura única en el mundo, con guiños a las tradiciones francesas, españolas y africanas.  La convivencia de culturas ha convertido a Nueva Orleans en la cuna de la cultura criolla, el vudú y el lugar de nacimiento del Rock and roll y de la incorporación de toques tradicionales africanos y franceses en el Jazz.

El vudú sigue arraigado en algunas zonas rurales de Luisiana, aunque hoy en día está más olvidado en Nueva Orleans todavía se recuerda a Marie Laveau, la llamada Reina de Vudú de Nueva Orleans. En el corazón de la ciudad se puede visitar el Museo Histórico del Vudú, dedicado a esta religión surgida de la combinación de tradiciones africanas con la religión católica.

El entorno y la tradición aportan a Nueva Orleans cierto misticismo que se refleja en las novelas de vampiros escritas por Anne Rice o Charlaine Harris. Numerosos turistas acuden a la ciudad buscando los lugares donde que aparecen en sus sagas.

En el casco histórico de la ciudad aún quedan edificios coloniales y victorianos. Destaca el Barrio Francés, desde donde se divisa el río Mississipi. De noche la Bourbon Street se vuelve una de las calles más animadas de la ciudad.

Aunque tras el Huracán Katrina la ciudad quedó parcialmente destruida, la rápida reconstrucción han devuelto a la cuidad todo su esplendor.

Si quieres conocer un lugar diferente, anímate a viajar a Nueva Orleans. Descubre su cultura y tradición, disfruta de su gastronomía única y sumérgete en lo más oscuro de la magia en un entorno sin igual.