Para realizar ejercicio físico de forma saludable tienes que prepararte bien, porque si no, la práctica del deporte se podría convertir en algo en contra de tu salud. En Nautalia nos preocupamos por ti y te recomendamos que tengas en cuenta una serie de consejos y así prepararte lo mejor posible para… ¡correr en la carrera de 42km de #viajesolidario con nosotros!

Lo primero que debes tener en cuenta en tu preparación es ir marcando determinados objetivos, de modo que vayas avanzando en tu preparación física. No basta con que corras durante horas, sino que debes cumplir una disciplina en cuanto a horarios y comidas. Si bien, la alimentación incluye los mismos nutrientes que las dietas habituales, en este caso cobra mayor importancia el aporte de los hidratos de carbono. De hecho, quienes entrenan para una maratón necesitan de 3.000 a 3.500 calorías por día, de las cuales el porcentaje de hidratos va del 60 al 65% y debe complementarse con proteínas, grasas, vitaminas, minerales y agua.


Es necesario que proporciones a tu cuerpo la cantidad adecuada de líquidos. Aunque parezca una obviedad, hay que tener en cuenta que al hacer ejercicio perderás más agua, así que necesitarás beber más líquido para permanecer hidratado. No debes esperar hasta tener sed, sino que debes beber antes de empezar, durante y después del ejercicio… ¡Pero tampoco hay que pasarse! Beber mucha más agua de la que necesitas te puede provocar una disolución de las sales corporales conocida como hiponatremia y, evidentemente, esto no es nada saludable para correr una maratón.

Antes de comenzar a realizar cualquier actividad física, también es importante calentar todos los músculos y los tendones que intervendrán en la práctica del ejercicio que llevaremos a cabo más tarde. Lo que se busca es que éstos funcionen adecuadamente, para lo que elevaremos su temperatura con el calentamiento y activaremos su circulación sanguínea.

 

Después de la actividad física te sentirás cansado, pero también muy satisfecho contigo mismo. A partir de este momento debes descansar y seguir alimentándote bien, ya que tu cuerpo necesitará recargar la energía gastada. 30 minutos después de terminar el ejercicio es importante que recuerdes beber agua y reponer los hidratos de carbono perdidos. El consumo de líquidos dulces, como jugos de frutas, es una buena elección.

Recuerda que podrás poner en práctica nuestros consejos en los ¡42km de #viajesolidario! La carrera solidaria en la que colaboramos con Ayuda en Acción para el día 22 de abril.

 

¿Te atreves a colaborar y correr con nosotros por una buena causa?