“Sevilla, tan sonriente, yo me lleno de alegría cuando hablo con su gente… Sevilla enamora al cielo, para vestirlo de azul, capazo duerme en Triana y la luna en Santa Cruz…”

¿Quién no se arranca a bailar sevillanas al escuchar esta canción? En Nautalia te recomendamos visitar Sevilla, sobre todo en sus dos fiestas más importantes: Semana Santa y La Feria de Sevilla. Eso sí, si vas… ¡procura que te guste el rebujito! Y si no… ¡te acabará gustando!

La Semana Santa está repleta de procesiones, fiestas, flamenco, diversión…¡es una buena ocasión para conocer la ciudad del color! Pero sin duda, la fiesta por excelencia y a la que más turistas acoge es La Feria de Sevilla, que este año se celebra del 24 al 29 de abril. Aunque días antes y días después el ambiente se siente en todas sus calles porque…“Sevilla tiene un color especial, Sevilla sigue teniendo, su duende. Me sigue oliendo a azahar, me gusta estar con su gente…”

En la Feria de Sevilla no te puedes perder el alumbrado del primer día, a las 12 de la noche se encienden todas las luces de la ciudad y es un momento precioso para vivirlo con los tuyos, aquí comienza… ¡el inicio de la Feria! Normalmente los sevillanos dicen que los que más lo disfrutan son ellos, sin embargo, cada año acuden más visitantes y es un espectáculo del cual disfrutará cada persona que vaya. Las carrocerías, los caballos, los bailes por las calles…son elementos que nunca faltan, eso sí necesitarás un anfitrión para poder entrar a las ferias, ya que la mayoría de ellas son privadas.

Si no puedes ir en esas fechas… ¡no pasa nada! En Sevilla hay cosas que hacer y que ver durante todo el año… Dar un paseo por el Guadalquivir y contemplar las luces… ¡no tiene precio! “Sevilla, tan cariñosa, tan morenita, gitana, tan morena y tan hermosa. Sevilla enamora al río y hasta San Lucas se va, y a la mujer de mantilla le gusta verla pasar…”

Sus gentes te darán vida, te alegrarán y sobre todo darán un aire nuevo a tu vida. Además si eres un aficionado a los toros, no puedes perderte la plaza de toros “La Maestranza”, es impresionante la gente que atrae y las dimensiones de plaza, seas o no aficionado a los toros, es un lugar que hay que visitar.

En Nautalia te recomendamos que des un paseo por la calle Betis, está llena de bares, restaurantes y pubs. Allí se concentra por las noches todo el ambiente y la vidilla de la ciudad, así que si te gusta la marcha también por la noche, es un sitio al que no puedes faltar. Y si eres más tranquilito…¡no te preocupes! Siéntate en los veladores de las terrazas y contempla, por la noche, las luces que alumbran toda la ciudad sentado al lado del río. ¿Verdad que entran ganas de ir a cualquiera?

Sin duda, hay que hacer turismo y visitar sitios tan especiales como el barrio de Santa Cruz, que es una zona del centro muy antigua y llena de magia. EL Alcázar de Sevilla, la Torre del oro, la Girarlda… son solo algunos de los lugares de interés a los que no debes faltar.

Sevilla es un destino al que una vez en la vida hay que viajar, como mínimo. Disfrutarás de sus gentes, del buen vino, el rebujito, el flamenco, la alegría, el calor…. ¿Te animas?

“Sevilla, tu eres mi amante, misteriosa reina mora, tan flamenca y elegante, Sevilla enamora al mundo por su manera de ser, por su calor, por sus ferias, Sevilla tuvo que ser”.