Motor y relax o relax y motor así se puede definir la región de Spa en la provincia de Lieja, Bélgica. Y es que esta comarca es una de las estaciones termales más conocidas en Europa desde la época romana, y se ha convertido, sin dudarlo, en la principal ciudad termal de Bélgica y en el paraíso de los amantes de los balnearios.

Para hacernos una idea de su influencia en el sector del ocio del bienestar, hay que decir el nombre de esta pequeña ciudad de apenas 10.000 habitantes ha sido utilizado en numerosos países como sinónimo de estación termal.

Por otro lado el motor tiene un papel protagonista debido al circuito de velocidad Spa-Francorchamps, un circuito de carreras semipermanente situado cerca de los poblados de Spa, Francorchamps, Malmedy y Stavelot. En él se celebra todos los años un gran premio de Fórmula 1 que esta temporada tendrá lugar justamente este fin de semana. Un circuito con un clima impredecible como el de la región.

Además de su amplia oferta termal y su circuito de Fórmula 1, Spa también cuenta con edificios y lugares muy llamativos que merece la pena visitar. Su centro neurálgico es la Plaza Real, rodeada de edificios del siglo XIV y donde se encuentran los famosos baños cuyas aguas están recomendadas para el reumatismo y las enfermedades cardíacas. En la plaza también se encuentran el Casino, la iglesia de Saint Remacle, y el gran Hotel de la Ville. Por supuesto también debes visitar el museo Municipal y si tienes tiempo date una vuelta por pueblos de alrededor, merecen la pena.

¡Mundinauta, Spa puede ser tu desconocido y encantador destino!