Al sur de Túnez nos encontramos un pequeño pueblo con casas primitivas y escasa población. Un pueblo que podría pasar desapercibido de no haber sido elegido por George Lucas para grabar “La guerra de las galaxias”. Y es que en este enclave se recreó el planeta de Tatooine.

Matmata volvió a convertirse en decorado de película para la grabación de “En busca del arca perdida”

Nautalia - Matmata

Antes de la llegada del equipo de Lucas, Matmata era un pueblo prácticamente abandonado. Hoy en día se ha convertido en un lugar de peregrinación de fanáticos de la saga procedentes de todas partes del mundo. Tras vivir una época de esplendor hoy en día la zona no está tan saturada.

Se puede llegar a Matmata desde las ciudades cercanas  Gabés o Tozeur. Lo mejor es contratar un viaje organizado ya que hacerlo por libre es complicado ya que los transportes no están bien comunicados en esta zona.

En un día se puede ver y recorrer perfectamente la zona. Si te decides a visitar este pequeño pueblo aprovecha para hacer una ruta por las zonas de alrededor.